Aumentan las noches tropicales por el cambio climático

Olas de calor y noches tropicales

En anteriores entradas del blog se analizó cómo podría ser el verano de 2022 concluyendo que los modelos de predicción estacionales anticipan un verano más cálido de lo normal. Recién comenzado el verano astronómico, ya llevamos dos episodios de ola de calor y, en consecuencia, se han registrado temperaturas nocturnas excesivamente altas y anormales para esta época del año. En esta entrada hablamos de las noches tropicales, factores y problemas relacionados.

Noches tropicales y salud

Cada vez es más frecuente que en nuestro territorio las temperaturas nocturnas no desciendan de un cierto valor en épocas estivales. En Meteoclim somos conscientes del potencial riesgo que supone para la salud las temperaturas extremas nocturnas y la tendencia a aumentar el número de noches tropicales debido al cambio climático. En ese sentido dentro de los servicios de predicción que prestamos, basados en nuestro modelo WRF de 1 km de resolución (Figura 1), damos servicio a las administraciones públicas de vigilancia de temperaturas extremas y de forma específica también hacemos predicciones de noches tropicales.

Noches tropicales
Temperaturas extremas
Figura 1: Predicción de noches extremas para el día 16, 17 y 18 de Junio realizada por Meteoclim según umbrales para noche tropical, ecuatorial y tórrida

Las noches tropicales se definen como aquellas en las que la temperatura mínima no desciende de los 20 ºC (Figura 2) en ningún momento de la noche ( Olcina.Cantos et al., 2019). La acomodación térmica de las personas durante la noche afecta en gran medida a cómo concilian el sueño.

Figura 2: Predicción de temperatura realizada con el modelo WRF-1 km realizado por Meteoclim para la noche del 8 de Junio donde no se descendió de los 20 ºC durante la noche

Estrés térmico

La población puede verse afectada por estrés térmico produciendo un riesgo para el bienestar y la salud. Existe una relación directa entre el estrés térmico provocado por las temperaturas nocturnas elevadas y la aparición de diversos problemas de salud, que pueden producir un aumento de la morbilidad.

El impacto mediático que ha tenido esta ola de calor que hemos tenido en junio y cómo las personas perciben cada vez más el gran impacto que tienen las noches tropicales lo podemos observar por ejemplo en el hilo de Juan L.Pérez en el que hace hincapié en el terrible impacto que tiene sobre la población y como la sociedad debe tomar conciencia de la situación.

https://twitter.com/DrJuanLPerez/status/1536826213280489474
Tweet de Juan L. Pérez en donde el Twitero reflexiona sobre el impacto de las noches tropicales en la salud y bienestar de la población

Factor antropogénico y geográfico

Debido al calentamiento global por efecto antropogénico, la temperatura superficial de las grandes masas de agua ha aumentado. Si a esto le añadimos los factores geográficos, las situaciones de ola de calor y noches tropicales se están haciendo más frecuentes en el tiempo.

En el caso de la Península Ibérica y Baleares específicamente, el factor de proximidad litoral al área mediterránea es fundamental para que el calor persista durante las noches en las zonas costeras. Estudios de los últimos años demuestran el incremento de la temperatura del agua en el mar Mediterráneo, haciéndolo un factor fundamental para el incremento de las noches tropicales en la zona.

Además, otro factor geográfico se hace fundamental para entender el incremento de las noches tropicales, y no es otro que el efecto isla de calor. Debido al incremento de superficie construida, kilómetros de asfalto y otros materiales del mobiliario urbano, y el deficit de zonas verdes en los entornos urbanos, se han creado islas de calor en los centros urbanos que no son capaces de conseguir la termorregulación natural y por consiguiente mantener temperaturas nocturnas suaves.

Temperatura superficial del agua del mar

La temperatura media anual de la superficie del agua del mar en las zonas marítimas de la Península Ibérica y Baleares durante el año 2021 ha sido muy cálida, con un 0.3 ºC por encima de lo normal tomando como referencia la etapa 1981-2010. Durante el año pasado la temperatura superficial del agua ha sido superior a la media. En zonas de Baleares la anomalía fue superior a +0.7 ºC.

Según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), los océanos están absorbiendo la mayor parte de la energía que se está incorporando al sistema climático por el factor antropógenico, ya que su capacidad para almacenar calor es muy superior a otros elementos naturales.

Temperaturas Mediterráneo
Altas temperaturas
Figura 3: Tendencia de la temperatura superficial del agua del mar. Fuente: SOCIB

Esta absorción de energía hace que en los mares la temperaturas no desciendan tanto durante las noches, aumentando la frecuencia de noches tropicales en los litorales circundantes a estos mares. En ese sentido en la última década se han cuadruplicado las noches tropicales en la zona mediterránea. Además, este aumento de la temperatura superficial del Mediterráneo agudiza las olas de calor a escala sinópica, haciéndolas más duraderas y profundas en el continente.

Conceptos adicionales: noches ecuatoriales y tórridas

El concepto de noche tropical se puede extender más allá de su propia definición. En regiones tropicales de la Tierra, se toman diferentes acepciones de este fenómeno en función de la zona geográfica y la temperatura mínima alcanzada durante la noche. Para enfatizar la intensidad de la noche tropical y la importancia de ésta, algunos autores hablan de noche ecuatorial cuando la temperatura mínima no baja de los 25°C y de noche tórrida cuando la temperatura mínima no baja de los 28°C (Olcina-Cantos et .Al, 2019; Royé,2015).

Como muestra en su Tweet el Dr. Dominic Royé, durante las últimas décadas las noches cálidas se han vuelto cada vez más frecuentes. La duración, la frecuencia y la intensidad de las olas de calor probablemente aumenten en la mayoría de las zonas terrestres a lo largo de este siglo, según el IPCC. Este aumento de las noches cálidas, además de las repercusiones que tienen para la salud, también ejercen una presión añadida sobre infraestructuras como las del sector de la electricidad, el agua o el transporte afectando a la población tanto a nivel de salud y social como a nivel económico.

https://twitter.com/dr_xeo/status/1536764296360779778
Tweet del Dr. Dominic Royé en el cual resalta el aumento de la frecuencia de las noches tórridas en comparación con el periódo 1961-1981.

El índice de estrés térmico WBGT

Una forma de hacer frente a estas situaciones extremas de temperaturas es el uso de índices de estrés térmico como el WBGT (Wet bulb globe temperature). Este índice relaciona distintas variables meteorológicas como temperaturas, viento, humedad relativa y la radiación con el estrés térmico que padecen las personas en función de la actividad física y en larga exposición.

Estrés térmico
Figura 4: Clasificación del índice WBGT para la recomendación de la realización de actividades al aire según su valor. Basado en Ohashi et al. (2014) y Kirchner-Amor (2013).

Este tipo de índices pueden servir de ayuda para limitar nuestra actividad e indicar qué actividades son adecuadas para su realización. Se pueden extender los consejos para las situaciones de calor extremo recomendando protección de la acción directa del sol y la reducción de la actividad en las horas de más calor ya sea deportiva, laboral o de simple ocio. El aumento de las olas de calor hacen que el uso de estos índices estén cada vez más a la orden del día, y debemos prepararnos como sociedad para aplicarlos más en nuestro día a día.

Bibliografía

Compartir:

Entradas relacionadas

Deja tu comentario